Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid | 22 mayo 2024.

Más de 8.000 menores tienen que estudiar fuera de su barrio por falta de centros en Valdebebas

  • CCOO denuncia que El barrio, con más de 30.000 habitantes, solo cuenta con una escuela infantil y un colegio construido íntegramente.
  • CCOO apoya y llama a participar en la bicicletada reivindicativa, el 7 de abril del 2024, organizada por la Plataforma por la Educación Pública.
  • Las familias reclaman que comience ya la construcción del Instituto y más colegios.

06/04/2024.
Recorrido

Recorrido

La situación educativa en Valdebebas es dramática. En este nuevo barrio de Madrid, se produce una situación complicada para las familias que quieren matricular o escolarizar a sus hijos e hijas en la escuela pública. El proceso de elección de centro educativo se convierte en un rompecabezas para todas las edades. Con más de 10.000 niños y niñas, en un barrio con una creciente natalidad, sólo existen una Escuela Infantil municipal con 156 plazas para 0-3 años y dos colegios públicos: El Alfredo di Stéfano y el Nuria Espert. Así, apenas el 15% de estos 10.000 niños y niñas pueden estudiar en su barrio. Es decir, uno de cada siete puede hacerlo. Pero lo hacen en condiciones de obras o hacinamiento, desde hace varios años.

Para este curso, solo las familias con hermanos en alguno de los colegios obtendrán una de las 80 plazas ofertadas para los más de 600 nacidos en 2021. No hay plazas en ningún centro de Valdebebas. Solo el año pasado, un centenar de solicitudes se vieron rechazadas por falta de plazas y tuvieron que ser escolarizados en centros de otros barrios como Hortaleza y Barajas.

El CEIP Alfredo di Stéfano está masificado. Se construyeron 36 aulas para los nueve cursos de infantil y primaria. Este curso 2023/24 se han utilizado 44 espacios y en los próximos años tendrá que acoger dos cursos de educación secundaria porque la Comunidad todavía no ha empezado a construir un instituto público en Valdebebas. Y el CEIP Nuria Espert se encuentra en construcción con alumnado dando clase en barracones y comedor.

La situación no tiene visos de mejorar. Al contrario, se ve empeorada, puesto que en el Colegio Nuria Espert están iniciando la segunda fase de las obras, que incluye la construcción de un edificio para educación primaria. La previsión es que en septiembre el alumnado pueda estrenar únicamente 3 aulas adicionales de educación infantil, pero continuarán con los módulos prefabricados instalados el pasado curso teniendo que convivir con obras durante todo el curso. Seguirán sin sus instalaciones por sexto año consecutivo, después de pasar dos cursos en régimen de acogida en el CEIP Alfredo Di Stéfano, compartiendo espacios en plena pandemia de Covid-19.

Los datos del informe de escolarización que analizó CCOO el curso pasado muestran que el CEIP Nuria Espert perdió dos aulas de las etapas más iniciales (4 años y 1º de primaria) para abrir 5 aulas de 2º de primaria. Evidentemente es una manera de descoser por abajo para solventar solo de manera inmediata el conflicto en las etapas que suben, desamparando al alumnado de edades más tempranas.

“Aunque esto parezca creación de plazas públicas, es solo una manera de parchear un asunto en alguna fase para desampararlo por su parte más baja. Los centros deben construirse con estabilidad y plena capacidad para las necesidades poblacionales que tienen los barrios o bien que se proyectan, no para hacer a las familias pagar una vivienda 5 veces más cara que en otras partes de España y tenerles sin los recursos básicos para un barrio como es la educación, y en este caso, la educación pública”, dice la secretaría general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid, organización responsable del informe, Isabel Galvín.

Esta situación supone una gran incomodidad para las familias. Además de la falta de una buena red de transporte público, las familias lamentan que sus hijos comiencen a socializar en otros barrios en lugar de quedarse en el barrio de Valdebebas. Por lo tanto, pedimos a las administraciones competentes que tengan en cuenta esta grave situación, y que busquen una solución a estas familias que no quieren escolarizar a sus hijos e hijas en otro barrio.

Las familias de Valdebebas se movilizan una vez más para exigir inversiones educativas en su barrio. Para este domingo 7 de abril se ha convocado una nueva bicicletada que recorra el barrio desde las obras del CEIP Alfredo di Stéfano hasta la parcela reservada para construir algún día - si así lo quiere la Comunidad de Madrid - el nuevo instituto público. CCOO va a participar en esta movilización y llama a la participación de toda la comunidad educativa. “La dejación de funciones y el abandono de esta zona de Madrid nos obliga a movilizarnos para exigir al Gobierno de Ayuso que cumpla su obligación constitucional y garantice la oferta educativa pública necesaria a los madrileños y madrileñas que residen en este barrio” concluye Galvin.