Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid | 24 mayo 2024.

Intérpretes de Lengua de Signos en huelga por el abandono de los profesionales que trabajan con el alumnado sordo en centros educativos de la Comunidad de Madrid

  • La Consejería de Educación fija unos servicios mínimos abusivos para limitar el derecho a huelga de un servicio externalizado

08/05/2023.
Intérpretes de Lengua de Signos en huelga por el abandono de los profesionales que trabajan con el alumnado sordo en centros educativos de la Comunidad de Madrid

Intérpretes de Lengua de Signos en huelga por el abandono de los profesionales que trabajan con el alumnado sordo en centros educativos de la Comunidad de Madrid

El Comité de Empresa de los intérpretes de Lengua de Signos en centros educativos de la Comunidad de Madrid convocará a los trabajadores a concentrarse frente a la Consejería de Educación 9 de mayo a las 11:00 y 10 de mayo a las 17:00. Además, se mantendrán paros en la prestación del servicio los días 9, 10 y 11 de mayo.

CCOO junto con el Comité de Empresa ha venido exigiendo una solución real y efectiva para que todos los profesionales que prestan el servicio quede adscrito al Título V del Convenio Colectivo con los salarios recogidos en el presupuesto, es decir, el correspondiente a 30 horas de trabajo semanal y contratos fijos ordinarios. Las mismas reivindicaciones que se han realizado desde 2019, que han sido ignoradas por las empresas con la permisividad de la Consejería de Educación. Los paros se extenderán al mes de junio en caso de no alcanzarse una solución a este problema.

“El Gobierno de Ayuso no está considerando este servicio como esencial para garantizar el derecho a la educación de los alumnos y alumnas que lo necesitan. La manera en la que lo están gestionando promueve rotatividad y precariedad que afectan a la calidad de la educación”, denuncia la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín. “Las empresas adjudicatarias van pasando una tras otra sin que la Consejería de Educación actúe y obligue a asumir responsabilidades para que se garantice el servicio. Y siempre estamos igual. Incumplen lo dictado y presupuestado por la Consejería de Educación. Cuatro han sido las empresas que han gestionado el servicio de intérpretes. Cuatro han sido las empresas que han recibido demandas de los trabajadores por impagos o por no reconocerles aquello que se recoge en los pliegos de la licitación, el reconocimiento como personal de Centro Educativo. Y la Consejería mira al otro lado”, exponen los representantes del Comité de Empresa para explicar el porqué de la huelga de los intérpretes de Lengua de Signos.

El motivo de no reconocer a los intérpretes como trabajadores de centros educativos es claro: las empresas quieren hacer contratos fijos-discontinuos al personal que presta el servicio de interpretación en los centros educativos públicos y concertados de la Comunidad de Madrid. Con ello se pretende evitar correr con el coste de pagar durante el verano las vacaciones generadas por ser trabajador de este tipo de centros; algo que Inspección de Trabajo está persiguiendo para evitar el abuso de contratos fijos-discontinuos en los centros educativos.

El Comité de Empresa también recuerda que la memoria económica utilizada para el presupuesto establecido por la Consejería de Educación recoge que los trabajadores deben ser considerados trabajadores de centro educativo y especifica claramente que el presupuesto del contrato es suficiente para cubrir las vacaciones de la plantilla. No se comprende que esta partida presupuestaria de dinero público no sea destinada finalmente a aquello para lo que se ha presupuestado. Si las empresas que han gestionado el servicio están cesando a los trabajadores durante el verano, entonces ¿dónde se está yendo el dinero presupuestado para el pago de las vacaciones? ¿Están destinados estos fondos a que estas empresas adjudicataria puedan tener beneficios?

En esta situación de tanto abandono y maltrato el malestar es máximo y es por eso que los intérpretes de lengua de signos han decidido movilizarse, convocando concentraciones frente a la Consejería de Educación 9 de mayo a las 11:00 y 10 de mayo a las 17:00. Además, se mantendrán paros en la prestación del servicio los días 9, 10 y 11 de mayo que podrían extenderse a junio de no alcanzarse un acuerdo.