Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid | 22 julio 2024.

CCOO exige un plan urgente de desamiantado de los centros educativos de Madrid

  • Jornada "Fuera Amianto de los Coles" 14 de Marzo del 2022

15/03/2022.
Temas
Jornada "Fuera Amianto de los Coles"

Jornada "Fuera Amianto de los Coles"

En primer lugar, desde CCOO queremos agradecer a Mas Madrid, al PSOE y a Unidas Podemos que traigan este tema tan urgente y tan importante a la Asamblea de Madrid en la forma de una Proposición No de Ley.

Desde CCOO llevamos desde 2011 actuando y luchando por la retirada del amianto en centros educativos. Llevamos años demandando un inventario completo de la presencia de este material cancerígeno en nuestras escuelas, y la puesta en marcha de un plan completo de identificación, retirada y gestión de este material.

En 2018 presentamos un estudio realizado analizando, caso a caso, el año de construcción de cada colegio y cada instituto de nuestra región. Atendiendo a este criterio, entre el 80% y el 85% podrían ttener amianto en alguna de sus estructuras. Esto es así porque hasta que se prohibió en 2002 se usaba para la construcción de todo tipo de edificios y estructuras urbanas. Esto significa que el amianto podría estar afectando, a alrededor de 500.000 alumnos, y a más de 40.000 docentes y personal educativo.

A modo de ejemplo, de los 109 Institutos de la Comunidad de Madrid solo 15 se han consruido después del 2002 con lo que el 86% de los IES de la Ciudad de Madrid pueden tener amianto en sus estructuras y espacios. En la misma linea, en la DAT Sur, por ejemplo, de tres municipios que hemos estudiado (Getafe, Leganés y Parla) la media de institutos que pueden contener amianto dado el año de su construcción es 85,6%. En la DAT Este la media es del 82%; en la DAT Norte es del 78,5% y en la DAT Oeste es del 71,6%. Es decir, en la Comunidad de Madrid entorno al 86% de los institutos públicos podrían contener amianto.

En lo que respecta a los centros de Infantil y Primaria, de media un 79,6% de los colegios de la DAT Sur podrían contener amianto; en la DAT Este se trata de un 74,6%; en la DAT Norte son un 86,2%; y en la DAT Oeste, un 76%. El total estimado en estos centros el porcentaje sería de 85% de centros podrían contener amianto.

Pero no son solo estas cifras tan preocupantes. Más allá de las cifras, el amianto tiene consecuencias reales y tangibles en el aquí y ahora. Ya hay casos de docentes en nuestra Comunidad que han contraído cáncer de pulmón y cuyos informes médicos señalan que la causa es “compatible” con la producida por el amianto.

Hay centros en nuestra Comunidad que llevan 40 años dando clase bajo un techo de amianto deteriorado, llenando el aire de fibras cancerígenas, y después que lo denunciáramos en 2018, la administración tardó 4 años en empezar a elaborar los informes pertinentes. Hoy en día las obras siguen sin licitar, y este no es el único caso.

Por eso es indignante que esta situación tan crítica se tope de frente con la inacción de la Consejería de Educación, que sigue de brazos cruzados. Dicen tener un plan, pero su acción en este terreno ha sido tímida y lenta. El desamiantado que han llevado a cabo hasta ahora es, a todas luces, insuficiente. Han retirado el amianto de 33 puntos, cuando puede que haya cientos de centros educativos en riesgo. Siguen sin hacer un inventario para que la ciudadanía conozca el estado real de la infraestructura educativa. No quieren decirnos cuántos centros están afectados por el amianto: generan opacidad para justificar su inacción. Barren el riesgo bajo la alfombra como si no pasara nada.

Pero los centros educativos no pueden esperar más. El desamiantado de centros educativos es algo en lo que absolutamente todos estamos de acuerdo. Docentes, familias, vecinos, sindicatos. Es una medida que afectará positivamente a toda la comunidad educativa, mejorará la salud y el bienestar de todos los que pasamos horas, días, años, en centros educativos. Y si hay consenso, ¿a qué esperan?

La excusa que dan siempre es que no hay fondos, o que no llegan, pero obras de este tipo están incluidas en la Estrategia de Reconstrucción y Resiliencia de la Comunidad de Madrid para su financiación con fondos europeos, de los que recibirán 22.371 millones de euros. Veintidos mil millones, ¿adónde irán esos fondos? Tratándose del gobierno de Díaz Ayuso, no me extrañaría que se los quieran reservar a algún familiar con ganas de negocio. Parece que para eso están en política, y no para ayudar a la gente. Pero es urgente que una parte de esos fondos se dedique a este plan. Hay que limpiar las escuelas de amianto. Fondos hay de sobra, es una cuestión de voluntad política.

CCOO exige un plan de desamiantado. No hay tiempo de perder. Es hora de que el PP y Vox escuchen a los madrileños. Si de verdad les importa la salud y el bienestar de los ciudadanos, tienen que apoyar esta Propuesta No De Ley. Si no, estarán dejando claro cuáles son sus prioridades. Hay vidas en juego porque el amianto mata.