Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid | 14 junio 2024.

Becas al comedor: educación rectifica tras la denuncia de CCOO

    Las denuncias de CCOO han tenido resultado. El Gobierno de la Comunidad de Madrid adelanta el dinero para las becas comedor que aún no han sido concedidas definitivamente. “Es positivo que la Consejería rectifique tras nuestras denuncias. Y es positivo que adelanten el dinero a las familias, pero el anuncio del consejero se tiene que hacer efectivo de forma inmediata”, valora la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín.

    12/09/2023.
    Imagen de rawpixel.com en Freepik

    Imagen de rawpixel.com en Freepik

    La decisión de adelantar el dinero vino el lunes 11/9/2023 por la tarde después de la serie de protestas realizadas por CCOO que ha causado el hecho que el curso empezara el día 6 de septiembre sin que la Comunidad de Madrid haya resuelto la convocatoria de becas de comedor. Como muchas familias no tienen para adelantar el importe del comedor, sus hijos e hijas se quedaban sin comer. “Los centros tampoco tienen presupuesto para asumir ese anticipo”, dice Galvín.

    Este adelanto no asegura la concesión de la beca de comedor ya que si no pueden acreditar las exclusiones deberán abonar el servicio de comedor.

    Se les pide subsanación de la solicitud conforme al artículo 68 de la Ley del Procedimiento Administrativo. Por otra parte, si no se hubiese iniciado el procedimiento por la vía ordinaria del Procedimiento Administrativo Común, no tendríamos estos problemas y este muro insalvable para el alumnado.

    Este sistema, como ya advertimos en Junio cuando se cambió de forma sorprendente, supone una carga burocrática excesiva, tanto para las familias (que carecen de recursos y herramientas para efectuar este tipo de trámites), como para los centros educativos (que deben ayudar a las familias, ya que la resolución describe unas cien causas de exclusión, sin recursos humanos suficientes) y deben registrar con carácter inmediato las subsanaciones o llevar la documentación a un punto de registro diariamente, según el tipo de centro educativo, cuando no suelen tener personal administrativo y los trámites de la Secretaría en inicio de curso son muchos más.

    No obstante, aún no ha llegado el dinero, y aunque la resolución ha llegado el dos después del anuncio hecho por el consejero de Educación, los centros tienen muchas dudas. “El consejero Viciana no dice cuántas solicitudes hay. Los equipos directivos nos hablan de miles familias que ni siquiera han podido solicitar estas ayudas porque el cambio de modelo ha inflexibilizado los plazos y dificultado el proceso”, se queja Galvin. “Es un sistema que ha puesto barreras (además de burocratizar se ha limitado el plazo porque en el sistema anterior las familias podían presentar las solicitudes en su centro, cada mes) y ha dejado fuera a miles de familias como ya alertamos ocurriría”, añade.

    Este tipo de ayudas de carácter compensador, no puede tratarse con el rigor que conlleva un procedimiento administrativo puro y duro, estándar.

    Así aun cuando se hayan resuelto las solicitudes, no será suficiente. Para este curso está previsto 100.000 becas comedor y eso en una comunidad en la cual el 14 % de los menores está en situación de pobreza.

    “CCOO ya había avisado que este sistema no valía”, dice Galvín que quiere un cambio del modelo de becas para que todas las familias que lo necesiten la obtengan. Hasta ahora las así llamadas becas comedor son realmente una pequeña ayuda. El resto lo pone la familia en forma de copago. La Consejería ofrece dos tipos de ayudas: unas que cubren el 82% del coste. La familia paga 1 euro por el menú, en vez de 5,5 euros. Es para las familias con menos de 3.000 euros de renta per cápita. Y otra que corresponde al 45,5% - 3 euros el menú para quienes no ingresen más de 4.260 euros.

    Esto deja fuera de las becas de comedor a las familias monoparentales con ingresos de 8.500 € anuales para dos miembros, bajo el umbral de la pobreza.

    Además de todo esto, la gestión de los abonos a los centros privados sostenidos con fondos públicos y a las escuelas infantiles se realizará a través de una entidad colaboradora privada y externa, que actuará para dichos fines en nombre y representación de la Vicepresidencia, Consejería de Educación y Universidades.

    CCOO quiere becas reales, es decir becas para los necesitados que equivalga al 100% del coste del menú. Galvín denuncia que “mientras pasa esto Madrid es una comunidad donde los millonarios se benefician del 'gratis total' al no pagar impuestos" y “donde el gobierno de Isabel Díaz Ayuso paga cheques escolares para aquellas familias que mandan a sus hijos e hijas a la escuela privada, aunque ganen más de 100.000 euros al año”.

    “Ayuso anunció un plan contra el fracaso escolar la semana pasada cojea y mucho. Debería tener un primer eje: la igualdad de oportunidades en Madrid. Ni un menor con las necesidades básicas sin cubrir: comedor, material escolar, salud física y mental. Y después los demás ejes”, concluye la secretaría general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid, Isabel Galvín.